Cookies must be enabled to use this web application.

To allow this site to use cookies, use the steps that apply to your browser below. If your browser is not listed below, or if you have any questions regarding this site, please contact us.

Microsoft Internet Explorer
  • 1. Select "Internet Options" from the Tools menu.
  • 2. Click on the "Privacy" tab.
  • 3. Click the "Default" button.
  • 4. Click "OK" to save changes.
Chrome Chrome
  • 1. Click the "Spanner" icon in the top right of the browser.
  • 2. Click Options and change to the "Under the Hood" tab.
  • 3. Scroll down until you see "Cookie settings:".
  • 4. Set this to "Allow all cookies".
Firefox Firefox
  • 1. Go to the "Tools" menu and select "Options".
  • 2. Click the "Privacy" icon on the top of the window.
  • 3. Click on the "Cookies" tab.
  • 4. Check the box corresponding to "Allow sites to set Cookies.
  • 5. Click "OK" to save changes.
Opera Opera
  • 1. Click on the "Tools" menu and then click Preferences.
  • 2. Change to the Advanced tab, and to the cookie section.
  • 3. Select "Accept cookies only from the site I visit" or "Accept cookies".
  • 4. Ensure "Delete new cookies when exiting Opera" is not ticked.
  • 5. Click OK.
Netscape and Mozilla Suite Netscape and Mozilla Suite
  • 1. Select "Preferences" from the Edit menu.
  • 2. Click on the arrow next to "Privacy & Security".
  • 3. Under "Privacy & Security" select "Cookies".
  • 4. Select "Enable all cookies".
  • 5. Click "OK" to save changes.
Safari Safari
  • 1. Click on the "Cog" icon in Safari.
  • 2. Click Preferences.
  • 3. Change to the Security tab.
  • 4. Select "Only from sites I visit" or "Allow".
  • 5. Close the dialog using the cross.
Book Image Not Available Book Image Not Available
Book details
  • Genre:RELIGION
  • SubGenre:Christian Life / Personal Growth
  • Language:Spanish
  • Pages:71
  • eBook ISBN:9781623092757

Barcas Sin Remos

Aprendiendo a Confiar en la Gracia de Dios

by David Barlock

Book Image Not Available Book Image Not Available
Overview
La inspiración para escribir este libro surgió de un sermón que el Señor me dio unos años atrás. Muchas personas me han comentado acerca del impacto que estos pensamientos han ejercido en su relación con Dios. La mayoría me dijo lo mismo: “Pastor, ahora entiendo que no tengo que luchar con mis propias fuerzas para cumplir el propósito de Dios para mi vida”. Acompáñame en un viaje. Mi oración es que puedas comprender el concepto de descansar en lo que Dios quiere hacer contigo y así luchar menos con lo que tú quieres hacer para Dios.
Description
La inspiración para escribir este libro surgió de un sermón que el Señor me dio unos años atrás. Muchas personas me han comentado acerca del impacto que estos pensamientos han ejercido en su relación con Dios. La mayoría me dijo lo mismo: “Pastor, ahora entiendo que no tengo que luchar con mis propias fuerzas para cumplir el propósito de Dios para mi vida”. Debo mucho de lo que he aprendido en el ministerio a la iglesia que fundé y serví durante 22 años en Puerto Rico. Ese fue mi terreno de entrenamiento en el servicio al Señor. Sufrí muchos retos espirituales y emocionales allí: aprender español, adaptarme a una cultura distinta que todavía hoy está arraigada profundamente en mi alma y construir una iglesia que se relacionó conmigo por muchos años por medio de intérpretes que estaban constantemente a mi lado. Mi esposa Jill y yo entrenamos misioneros y viajamos a distintos países estableciendo nuevas congregaciones a la vez que éramos pastores de una iglesia en crecimiento en el centro de la isla en una ciudad llamada Manatí. Como muchos pastores jóvenes, anhelaba tener éxito y trabajé incesantemente para levantar una iglesia exitosa. Aunque Dios es bueno y bendice nuestras labores por el bien de Su pueblo, tuve que aprender una lección primordial: distinguir la diferencia entre el fruto de mis propias labores y el fruto de lo que Dios había hecho a través de mí. En 1990, desarrollé callos en mis cuerdas vocales y tuve que someterme a una operación. Mi voz fuerte y de tonalidad agradable (de acuerdo al comentario de una señora muy amable) de repente se tornó en un impedimento vergonzoso, y se puso ronca y chillona. Mi recuperación tomó 7 años… y todavía hoy (catorce años después, al momento de escribir este libro) tengo que lidiar con la potencia y tonalidad de mi voz. Mi ministerio casi se detuvo y me preocupaba tener que retirarme. ¡Mi voz era mi vida! ¿Cómo iba a predicar? ¿Cómo iba a aconsejar a los creyentes como de costumbre? Aunque me sentía avergonzado por mi voz, seguí levantándome cada domingo para predicar. Los años subsiguientes han resultado ser una experiencia agridulce; me causaba gran tensión hablar – los dolores de cabeza y la tensión muscular se convirtieron en mi lucha diaria – pero Dios bendijo aquellos sermones y mi congregación creció más durante los años en que casi no podía hablar que en aquellos en que tenía la voz perfecta. Un buen predicador puede destacar un punto por medio de su vocalización. Yo era bueno en eso. Aprendí que podía motivar a las personas (y también despertarlas) dependiendo de la manera en que hablara. Eso fue antes de que desarrollara mi impedimento vocal – después estaba a merced de la misericordia de Dios… Si Él no hablaba a través de mí, entonces sí que mi ministerio habría terminado. No me tomó mucho tiempo darme cuenta que el Espíritu Santo no está limitado por nuestras debilidades. Fue durante esos años que comencé a entender que tenía que descansar en el propósito de Dios y depender menos en mi propia fuerza y habilidades. Mi texto para este libro es Isaías 33:20-21. Acompáñame en un viaje. Mi oración es que puedas comprender el concepto de descansar en lo que Dios quiere hacer contigo y así luchar menos con lo que tú quiere hacer para Dios.
About the author
El Dr. David A. Barlock es el fundador y superintendente de Christian Life Mission / Iglesias del Nuevo Testamento, concilio de iglesias en Norte y Sur América, Puerto Rico, la República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Colombia y Venezuela. David y su esposa Jill llegaron a Puerto Rico en el 1978 para fundar su primera iglesia en el pueblo de Manatí, en la costa norte-central de la isla. Aunque enfrentaron la dificultad de no conocer el español y vivir en pobreza, lograron fundar tres iglesias en la isla para el año 1979 y poco después comenzaron a expandir sus esfuerzos, viajando a la vecina República Dominicana en el 1980 y más tarde a Centro y Sur América. El testimonio ministerial carismático de los Barlock ha inspirado a muchos, especialmente adultos jóvenes, a entrar al ministerio a tiempo completo. . David dedica su tiempo a viajar extensamente durante el año, predicando en los eventos principales de la organización así como de organizaciones similares en la América Latina.
Thanks for submitting a review!

Your review will need to be approved by the author before being posted.

See Inside
Front Cover

Loading book cover...

Book Image Not Available Book Image Not Available
Session Expiration WarningYour session is due to expire.

Your online session is due to expire shortly.
Would you like to extend your session and remain logged in?

Session Expired

Your session has expired.We're sorry, but your online session has expired.
Please log back into your account to continue.